INTERNET ¿Argentina puede quedarse sin internet por culpa del huracán Irma?

60

La alerta es máxima. El jefe del manejo de emergencias, Brock Long, en los Estados Unidos indicó que el huracán “Irma” devastará Florida o alguno de los estados del sureste. Entre las preocupaciones está cómo puede afectar a la infraestructura de comunicaciones la llegada de esta fuerza de la naturaleza, desde los centros de datos hasta los cables y antenas que conectan a habitantes y empresas con el resto del mundo y que son fundamentales durante un desastre natural.

Entre la infraestructura potencialmente en peligro están los cables submarinos que interconectan a todo el globo entre sí. Es decir, internet (entre otras cosas). Acá, en la Argentina, los tres cables entran por Las Toninas por razones que INFOTECHNOLOGY ha explicado oportunamente (y el problema en uno de ellos provocó la caída del servicio hace pocas semanas). Y dos de esos tres cables pasan por Miami, en el centro del fenómeno meteorológico, la pregunta surge: ¿la Argentina se puede quedar sin Internet?

Respuesta corta: no. ¿Por qué no? Los cables que nos conectan, ubicados en el lecho marítimo, sufren daños continuamente. Pero las empresas dueñas (consorcios de muchas empresas de telecomunicaciones) han elegido una estrategia de saturación, así que siempre hay otro que pueda tomar su lugar. Dos tercios de las roturas tienen que ver con las anclas de barcos pesqueros descuidados (hay cartas marítimas que indican la ubicación de cada cable). Otro problema pueden ser los terremotos o la falla de distintos componentes. El sabotaje deliberado y las mordidas de los tiburones son muy raros. Todo según el portal Teleogeography.

Al estar en el fondo del mar, sin embargo, los huracanes no son un problema. Eso lo dice Ernesto Curci, vicepresidente de la gerencia de servicios y operaciones en el campo de Level 3, la compañía dueña de uno de los tres cables que ingresa a la Argentina –el SAC, o South American Crossing–. “No estamos previendo ningún problema, nunca hemos tenido un evento por culpa de un huracán porque todos nuestros cables (y los de todos) están enterrados a más de un metro cincuenta o más”, explica en diálogo con INFOTECHNOLOGY.

“No estamos exentos de resultar afectados por terremotos y sismos, por eso estoy siguiendo de cerca lo que pasa en México”, dice Curci sobre el fenómeno sísmico de 8,2 grados en la escala de Richter que ya dejó al menos 32 muertos. “Por ahora no hemos tenido problemas de infraestructura. Lo que se hace habitualmente, como precaución, es conectar todos los sistemas a los generadores de emergencia para evitar incidentes por posibles cortes en el suministro eléctrico de red.”

Si bien el cable de Level 3 llega a Miami, antes tiene una parada por Islas Vírgenes, y desde allí llegan a Los Ángeles o Nueva York, así que de cualquier manera, un inconveniente en Miami no ocasionaría un problema puntual. Otra fuente del sector telco, que prefiere el off, indica que “el servicio está segurizado en forma de anillo, por lo que en el hipotético caso de haber algún problema en una de las vías, el servicio puede reenrutarse por otra, garantizando la continuidad del mismo”. De hecho, uno de los cables que ingresa a la Argentina, el Atlantis-II, propiedad (Telecom y Telefónica, entre otras empresas), va directo a Europa (Portugal). Y el SAM-1 (South America 1), propiedad de Telxius (Telefónica, entre otros), si bien llega a Miami, tiene conexiones previas en Brasil y en Puerto Rico.

La preocupación de todos los operadores telcos están sobre la superficie, ya que en Miami hay varios Data Centers, entre ellos los de Level 3.

Para el interesado, en este link podrán encontrar un completo mapa de todos los cables submarinos y mucha data adicional (como quien es dueño de cada uno).


Dejar respuesta