El bulo del restaurante caníbal japonés

51

Desde hace unos días circula por la red la noticia de un restaurante japonés que sirve carne humana gracias a una nueva legislación aprobada en 2014 en el país nipón que permite el canibalismo. La noticia, pese a estar elaborada con multitud de detalles y contar incluso con un testimonio, es falsa.

El supuesto restaurante abierto en Tokio en el que se podría degustar carne humana llevaba por nombre Resu ototo no shokuryohin, que se traduciría por algo así como ‘hermano comestible’. Sin embargo, la supuesta ley que permitiría su existencia ha sido desmentida por un representante de la embajada de Japón consultado por Verne (El País).

En los medios es lo que se ha reproducido el bulo, se cuenta que un comensal argentino que responde a las iniciales RP y que prefiere permanecer en el anonimato había confirmado su asistencia a dicho restaurante. En uno de los medios, que fecha la noticia en 2016, incluso aseguran que contactaron con él siguiendo el rastro de su tarjeta de crédito.

Este medio, La voz Popular (que se define como satírico), contaba que un trabajador del restaurante les había dado el chivatazo al memorizar el nombre del cliente. Los detalles con la que la historia ha sido construida son muchos. Por ejemplo que la carne procede de personas que venden su cuerpo antes de morir y que el precio del plato está en unos 1.200 euros.

Otra invención sería el testimonio de este supuesto caníbal que reconocía que el sabor es parecido al cerdo, pero algo más duro y que la parte más tierna es el glúteo. “Al final escomo comer cerdo, en este restaurante cocinan la carne con especias, por lo que el sabor de la carne pasa desapercibido”, había dicho el testigo ficticio.

La noticia se ha ido extendiendo a lo largo de los días y replicando, pero ahora desde Verne han desmontado el bulo y cuentan que no es el primero de este tipo. Que ya ocurrió lo mismo, pero en Sudáfrica y que la mano que se ve ilustrando algunas noticias procede de la promoción del popular juego de Resident Evil.


Dejar respuesta