Corea del Norte por dentro: imágenes de la cotidianidad

27

A pesar de que ahora acaparan los titulares y se han convertido en el punto de mira de todo el mundo generando desconfianza y curiosidad a partes iguales, Corea del Norte y sus ciudadanos se han mantenido aislados durante décadas.

La reciente cobertura de la que ha sido objeto el país se ha ceñido a pocos temas: la historia sobre la fuga de un desertor norcoreano hacia Corea del Sur, las pruebas con bombas nucleares y los lanzamientos de misiles balísticos que realiza el militarizado país, así como la tensa relación entre su líder, Kim Jong-un y el presidente estadounidense, Donald Trump.

Sin embargo, a pesar de ser el centro de tanta atención, el estado socialista y unipartidista es una de las naciones más recluidas del mundo. El país impone severas restricciones a los periodistas extranjeros, por lo que la mayor parte de las imágenes sobre la vida dentro de Corea del Norte se reducen a escenas de desfiles militares en la capital, Pyongyang, y a la devoción hacia su líder supremo, Kim Jong-un.

Desde 2012, Ed Jones, un fotógrafo que vive en Seúl, ha pasado con frecuencia las 28 horas en avión que dura el viaje desde Seúl a Pekín, en China, y desde Pekín a Pyongyang, en Corea del Norte, con el objetivo de fotografiar los eventos propagandísticos del país.

Sin embargo, hace poco Jones, quien trabaja para la Agence France-Presse, ha buscado otras alternativas para documentar con más transparencia la vida en Corea del Norte. Tuvo una oportunidad cuando la AFP abrió una oficina en Pyongyang, en septiembre de 2016.

Las imágenes que Jones estuvo captando desde noviembre de 2016 hasta septiembre de 2017 muestran cómo es la vida en Corea del Norte más allá de los cuidados bulevares y las plazas limpias de Pyongyang. Las fotos captan a las personas normales en su vida cotidiana y muestran los lugares fuera de la capital.


Compartir

Dejar respuesta