Habló el director mendocino que se “enfiestó” con sus alumnas

48

No”. Así de contundente fue Marcelo Merenda, el director de la escuela Florencia Molina Campos cuándo le preguntaron si tenía algún tipo de relación con alguna alumna. Merenda fue denunciado por el padre de una alumna, luego de éste llegó a una casa de El Carrizal y lo encontró al docente con un grupo de alumnas, todas de 18 excepto una que tiene 17 años.

En medio de la vorágine, Merenda fue defendido por otro grupo de padres que aseguraron que el docente había sido invitado junto a otros profesores y compañeros y que el denunciante era quien en realidad había estado todos los días con las adolescentes, ya que había sido su condición para dejar a su hija estar en el lugar.

“Me decía que me estaba haciendo el vivo”, afirmó Merenda sobre el padre de la chica. “Me empieza a insultar, a decir un montón de cosas. Habrá pensando que yo iba a seducir a alguien pero no sé”, explicó el docente a Radio La Red Mendoza.

Según el director del colegio, se conocían con el padre pero nunca había existido problemas entre ellos y afirmó que cuando iban los dos caminando, el progenitor lo golpeó con el antebrazo en la nunca: “No le respondí (la agresión) porque no correspondía y porque era importante escucharnos”, señaló.

En cuanto a su presencia en el lugar y teniendo en cuenta lo que puede parecer, Merenda afirmó que toda la comunidad educativa sabía que iría y que no era el único.

Una vez que salieron de la casa, se encontraron con un móvil policial que los llevó a la comisaría de El Carrizal: “Me dejan demorado unos minutos, el policía va a preguntar a la casa. Las chicas le dicen que no pasó absolutamente nada y cuando vuelve, me dice que podía retirarme y ahí me vuelvo a casa”.

Renuncia

Merenda presentó la renuncia a su cargo este lunes, aunque por algunos errores todavía no ha sido aceptada. Según manifestó el docente, el motivo de su dimisión es “por las versiones que han aparecido en los medios y con el fin de no entorpecer las acciones de la Justicia y no afectar a la institución, a compañeros y alumnos. Me someto a derecho porque sé lo que pasó y que no existe ningún tipo de delito”.

Al mismo tiempo, Merenda dejó abierta la posibilidad de presentar una demanda contra el padre de la alumna que lo denunció: “Voy a hacer todas las averiguaciones que corresponde con un abogado”, señaló y agregó que su familia lo apoya “plenamente”.

 


Dejar respuesta