El PJ rechazará el desafuero de Cristina; Cambiemos insistirá

60

El bloque peronista considera vencido e improcedente el pedido del juez Claudio Bonadio. Una denuncia de Nisman.

Cristina Kirchner tiene todas las de ganar en el Senado, en su afán de que no prospere el desafuero y la detención solicitada por Claudio Bonadio.

El Bloque Justicialista, que conduce Miguel Pichetto, rechazará el pedido del juez por considerarlo vencido e improcedente. Pero Cambiemos insistirá hasta lograr que se debata en el recinto.

La comisión de Asuntos Constitucionales del Senado, por donde deben pasar todos los pedidos de desafuero contra senadores, se constituirá mañana miércoles a las 10 de la mañana.

No se tratará ningún asunto, porque será la primera reunión, pero Cambiemos sí pedirá que en el próximo encuentro, la semana que viene, sí se debata el pedido contra Cristina.

“Le vamos a reclamar al presidente de la comisión (que será el justicialista catamarqueño Dalmacio Mera) que fije fecha y hora para que se trate este tema, porque la sociedad tiene una necesidad de que las cosas se aclaren”, dijo a Los Andes el senador por Córdoba Ernesto Martínez (PRO).

Bonadio dispuso el procesamiento con prisión preventiva de la exmandataria en la causa por el supuesto plan para fabricar la inocencia de los iraníes acusados de haber perpetrado el atentado a la AMIA, investigación que había iniciado el fiscal Alberto Nisman, luego fallecido.

Como la expresidenta peronista ahora es senadora, y por lo tanto posee fueros desde octubre, cuando ganó la banca, Bonadio pidió su desafuero el 7 de diciembre pasado para que quede detenida y pueda ser indagada.

Según la ley de Fueros, la comisión de Asuntos Constitucionales debe “en un plazo de 60 días” emitir dictamen sobre una solicitud de quita de inmunidades. Por lo tanto, en este caso, ese plazo venció el 7 de febrero pasado.

Pero el oficialismo entiende que, como el Congreso estaba fuera del período de sesiones ordinarias al momento de recibir el pedido de Bonadio, la solicitud aún podría tratarse en comisión. En el PJ podrían argumentar que el plazo ya venció.

De todas maneras, la misma ley dice que una solicitud de desafuero debe tratarse “dentro de los 180 días de ingresada”, aun cuando no haya dictamen. Es decir que para tratarla en el recinto hay tiempo hasta el 7 de junio próximo.

Sin dictamen, en el recinto hacen falta los dos tercios de los votos para aprobarlo, lo que vuelve imposible que el pedido de Bonadio contra Cristina prospere. Con dictamen, en cambio, se necesitaría la mitad más uno de los votos de los presentes, un escenario más favorable a Cambiemos, pero también complicado.

De los 19 integrantes de la comisión de Asuntos Constitucionales 7 pertenecen al Bloque Justicialista, de Pichetto; 7, a Cambiemos, y 2, al Frente para la Victoria (entre ellos, la propia Cristina).

A ellos se les suman el sanluiseño Adolfo Rodríguez Saá, el salteño Juan Carlos Romero, y la misionera Magdalena Solari.

Un dictamen de mayoría favorable al pedido de Bonadio ya sería complicado para Cambiemos porque a priori hay más firmas para el rechazo. En el recinto la situación es aún más adversa para el oficialismo.

Pichetto ya anticipó su opinión personal de rechazo al posible desafuero de Cristina Kirchner, por entender que para dar vía libre a un pedido judicial de tal calibre debería haber una condena firme.

Es el mismo caso de otro senador, el expresidente Carlos Menem, quien está condenado por contrabando de armas pero dicha condena no está firme. Pichetto defendió con vehemencia al riojano cuando la Cámara Nacional Electoral quiso impedirle su candidatura a senador, el año pasado. Pero no pondría la misma energía en el caso de Cristina Kirchner.


Dejar respuesta