La CGT repudió el acuerdo con el FMI

82

A través de un comunicado, el Consejo Directivo Nacional de la Confederación General del Trabajo repudió la firma de un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, y advirtió que la decisión de la alianza gobernante “traerá aparejado más pobreza, una reforma laboral flexibilizadora y condiciones de vida que irán empeorando aún más la calidad, la cantidad y los derechos del trabajo, el salario y las jubilaciones”.

Para la central obrera “la historia nos ha manifestado” que acuerdos como el que se negocia con el organismo de crédito “son sinónimo de flexibilidad sobre las leyes del trabajo y sometimiento político”. El texto, titulado “En el Fondo vamos de regreso a las políticas de ajuste”, considera que “no es un plan de contingencia la vuelta al Fondo, es un plan en marcha desde hace 2 años” y que este “es un paso más” de la estrategia pergeñada por el Gobierno.

Por último, la CGT urgió la convocatoria “a un verdadero diálogo social que haga posible salir del laberinto socio-económico en el que se encuentra el país”.

El texto completo es el siguiente:

La historia nos ha manifestado en más de una oportunidad que los acuerdos son sinónimo de flexibilidad sobre las leyes del trabajo y sometimiento político. Advertimos que lo anunciado por el Gobierno traerá aparejado más pobreza, una reforma laboral flexibilizadora y condiciones de vida que irán empeorando aún más la calidad, la cantidad y los derechos del trabajo, el salario y las jubilaciones.

Según el propio discurso del Presidente Macri, solicitar un empréstito con el Fondo Monetario Internacional nos permitirá obtener más de 30.000 millones de dólares a la mitad de las tasas que en el sector de la banca privada. Tengamos en cuenta que en los últimos dos años se fugaron del país más del doble de esa cantidad que ahora vamos a pedir.

Lo que se niega decir, por necesidad de silencio político es que nada es gratis. Junto con el aporte de flujo de dólares vienen los controles sobre la política monetaria, financiera y económica. Junto con ello los objetivos que siempre ha esgrimido esta entidad financiera internacional: ajuste fiscal, flexibilización laboral, reducción de las transferencias sociales hacia los sectores más vulnerables, caída de la inversión en obra pública, y aumento de los servicios. Parte de estos objetivos del FMI ya están en plena ejecución con congelamiento de la obra pública, caída del poder adquisitivo del salario y reforma previsional. No es un plan de contingencia la vuelta al Fondo, es un plan en marcha desde hace 2 años. Y este es un paso más en ese sentido.

Queda bastante claro que el  cambio propuesto  es un regreso a medidas  que agreden una vez más al pueblo trabajador por lo cual  esta Confederación no duda en calificar de hostil hacia el mundo del trabajo y los jubilados

Habiendo reclamado, oportuna y orgánicamente, rectificaciones del rumbo económico ratificamos la necesaria convocatoria a un verdadero diálogo social que haga posible salir del laberinto socio-económico en el que se encuentra el país.


Compartir

Dejar respuesta