Trelew: le dio una paliza a su mujer y quiere pagarle $3 mil para que no le haga juicio

149

El sujeto la golpeó, le rompió el celular y violó dos veces la prohibición de acercamiento. Ofreció 6 cuotas de 500 pesos.

Ocurrió en Trelew. Un sujeto de 38 años le propinó una feroz golpiza a su exmujer, que es discapacitada. Debió ser hospitalizada por las múltiples lesiones. Intentó incluso asfixiarla.

No conforme rompió su celular para evitar que pida ayuda. Tiene antecedentes por lesiones graves y resistencia a la autoridad en Punta Alta. Le imputaron cuatro  hechos contra la misma víctima en la misma semana. Está detenido.

La Fiscalía pide una condena de 4 años y él ofreció reparar lo ocurrido pagando $3 mil en 6 cuotas de $500. Mañana el juez decidirá si le otorga la “probation”. Primero deberá declarar la víctima.

La audiencia de revisión de detención fue el viernes. Intervino el juez Sergio Piñeda. Por el Ministerio Público Fiscal estuvo la fiscal Silvia Pereira y el funcionario Rubén Kohler. Por la Defensa, Juan Manuel Salgado.

El primer hecho que se le imputa al agresor ocurrió el 4 de enero de este año en horas de la mañana. “Previo mantener una discusión por la elección del mismo en el consumo de droga, violentamente la sujetó de los brazos y zamarreándola la golpeó en todo el cuerpo. Pidiéndole la señora que cesara y se retirara de su vivienda, la sujetó del cuello, intentando asfixiarla.  Fue derivada al hospital para su asistencia, producto de los golpes propinados en el cuerpo con hematomas en miembros inferiores y superiores, en la región cervical y escoriaciones”, relató la fiscal.

No contento con lo provocado, y con el fin que su expareja no pidiera auxilio para intentar defenderse de los golpes que le había propinado, le arrebató el teléfono quitándoselo y dañándolo al arrojarlo violentamente al piso; logrando salir la víctima de su domicilio, fue oída por una vecina quien solicitó el auxilio del personal policial.

En tercer lugar, ese mismo día, 4 de enero pero a las 18.50, estando notificado el sujeto de la medida dispuesta por la jueza de Familia respecto a la exclusión del hogar y prohibición de acercamiento por el lapso de 60 días, “violó dicha orden apersonándose en el domicilio con el objetivo de hablar con la víctima, gritando a los vecinos e incitando al personal policial a pelear”.

El cuarto hecho fue el 11 de enero de este año, a las 14.30, cuando violó nuevamente la disposición. “Se presentó en el domicilio de la mujer y golpeó la puerta de la vivienda pretendiendo ser atendido por su expareja, acción que le fue observada por la hija de la denunciante”.

“Tomó conocimiento la vecina de la casa y pidió auxilio de personal policial, alejándose el imputado del lugar,  al observar el arribo de personal policial. La víctima fue trasladada hasta la Comisaría de la Mujer junto a su hija y una vecina, donde también se hizo presente el agresor, siendo visto por la hija de la mujer”.

La Fiscalía entendió que se encuentra acreditado tanto el hecho como la participación penal responsable del imputado en consideración a los elementos probatorios que fueron desarrollados: testimonios y el teléfono celular, entre otros.

Discapacidad y medicada

En el hecho intervino el Servicio de Asistencia a la Victima. Constataron mediante la Evaluación de Riesgo a Víctimas de Violencia familiar que la mujer posee una discapacidad y esta medicada. Y que su exmarido ha ejercido violencia psicológica y física respecto de la víctima. “La escala de violencia ha ido en aumento y que el riesgo de violencia es grave”, revela el informe.

A su turno el profesional perteneciente al Cuerpo Médico Forense  examinó también a la mujer. Dictaminó que la víctima presentaba lesiones en el miembro superior derecho, miembro superior izquierdo y miembros inferiores derecho e izquierdo. Además refirió dolores en la zona costal. “Las mismas fueron producidas por choque con o contra objeto duro y romo”, dijo.

Uno de los testimonios excluyentes  en el caso es de una de las vecinas que prestó ayuda a la víctima “estaba despidiendo a unos familiares que estaban en casa. Entré a mi casa y llegó llorando ella, estaba muy nerviosa, la hice pasar, me mostró unas marcas que tenía en los brazos y el cuello, me dijo que había sido su pareja. Llamé a personal policial”.

Calificación jurídica

La calificación jurídica entendida por el Ministerio Público Fiscal es la de lesiones leves agravadas por el vínculo por tratarse de la persona con quien mantenía una relación de pareja conviviente. Daño en el marco de violencia familiar y desobediencia reiterada. Todo ello, en concurso real en el contexto de la violencia de género.

Se reiteró en este sentido que “a los fines de determinar la pretensión punitiva, se tiene en cuenta la naturaleza de los hechos y el resultado del mismo; la actitud que tomó el encartado, aún ante la resolución de la jueza de Familia. Contra esa resolución el agresor tuvo una actitud contraria dos veces en el transcurso de siete días, llegando a perseguir a la víctima a la Comisaria de la Mujer”.

“Así también deben señalarse las lesiones que le produjo a la mujer por la sola razón de que la misma no compartía su consumo de drogas. La conducta violenta del imputado causó lesiones considerables, más el daño psíquico cursado por la víctima”, relata la Fiscalía.

“$ 3 mil en 6 cuotas”

En la audiencia, el abogado defensor Juan Manuel Salgado salió al cruce de la Fiscalía aludiendo que “no son 4 hechos” los que se le habrían imputado a su cliente, sino “uno solo”.

Dijo que si bien es cierto que violó las medidas de coerción y se acercó a la vivienda de su exmujer, “debe tenerse en cuenta que es discapacitado.
Carece de buena visión de un ojo y poca del otro”.

Pedido

No obstante, expresó ante el juez que, si se mantiene la imputación de los 4 hechos, “vuelvo a solicitar la suspensión del juicio a prueba por el término de un año. Si considera que se incluyan todos los delitos, ofrece mi defendido pagar $3 mil, en 6 cuotas de $500 pesos, una disculpa y mantener el domicilio en Córdoba y no tener ningún tipo de contacto con la víctima”.

El juez: “Son 4 hechos”

Piñeda, tras la exposición del defensor, aclaró que “la prisión preventiva aplicada fue con respecto a los 4 hechos”. Es decir, descartó la existencia de uno solo. “La Fiscalía solicita 4 años de prisión con cumplimiento efectivo. Sobre esa misma plataforma, hace la propuesta de probation la Defensa. Aumenta con la acusación, los peligros procesales”.

Piñeda mantuvo la prisión preventiva al menos hasta mañana a las 10 cuando decidirá sobre la suspensión de juicio a prueba. “Como requisito formal para este trámite, se requiere la voluntad o la opinión de la víctima. Se fija la audiencia para el martes a las 10. Se citará a la victima para conocer su temperamento. Una vez escuchada, correría vista a Fiscalía y ahí, contestará”, reiteró.

Diario Jornada


Dejar respuesta